Cruzando el umbral de Doherty. La velocidad percibida en la experiencia de usuario

El umbral de Doherty es un principio en diseño de interacción que sostiene que los sistemas deben responder a las acciones del usuario en 400 milisegundos para mantener una sensación de inmediatez. Esta regla se inspiró en otras originadas en los primeros días de la computación, pero sigue siendo relevante en el diseño moderno de interfaces.

Orígenes del umbral de Doherty

En los años 60 del pasado siglo, investigadores como Robert B. Miller estimaron tiempos de respuesta inferiores a 10 segundos para mantener la atención del usuario centrada en el diálogo transaccional con una máquina. También proclamaron que lo ideal sería una respuesta constante de 2 segundos.

Desde nuestra perspectiva actual puede parecer tiempos exagerados pero hay que tener en cuenta el desarrollo tecnológico del momento. Por ejemplo, en los años 90 se consideraba razonable un tiempo de carga de página de unos 8”, según algunos estudios publicados por Netscape. Si viviste aquella época recordarás que podías pasarte horas navegando así. Hoy no aguantarías ni un solo minuto.

En 1982 Walter J. Doherty, un empleado de IBM, fue uno de los primeros investigadores en reconocer y articular la importancia de la velocidad de respuesta en las interfaces, su impacto en la productividad y la satisfacción a partir de estudios con usuarios.

En su trabajo en IBM, Doherty observó que la eficiencia y satisfacción del usuario mejoraban notablemente cuando el sistema respondía a las acciones del usuario en menos de 400 milisegundos. Este tiempo de respuesta, que él identificó como crítico, se convirtió en una especie de regla de oro en el diseño de interfaces de usuario y es conocido como el «Umbral de Doherty».

El nº de transacciones se desploma en el umbral de 0,4″

La relevancia de este umbral radica en su fundamentación en la psicología cognitiva, específicamente en cómo los humanos perciben el tiempo y la respuesta. Un tiempo de respuesta por debajo del umbral mantiene al usuario en un estado de flujo, reduciendo la distracción y la frustración, y aumentando la eficiencia y satisfacción.

Aunque el nombre «Umbral de Doherty» es menos conocido en comparación con otros principios de diseño de interacción, su aplicación sigue siendo fundamental en el diseño de experiencias de usuario eficientes y agradables.

Aplicaciones del umbral de Doherty

En el diseño web, adherirse a este umbral puede mejorar significativamente la experiencia del usuario y, potencialmente, influir en el éxito del sitio y la consecución de sus objetivos. Como veras a continuación, no son pocas las disciplinas influenciadas por este principio.

1. Diseño de Interfaz y Retroalimentación al Usuario

Respuesta Inmediata: Los elementos interactivos, como botones y enlaces, deben proporcionar una respuesta visual inmediata al ser clicados. Esto puede ser un cambio de color, una animación ligera o un efecto sonoro que confirme la acción del usuario.

Indicadores de Progreso: Cuando las operaciones toman más de 400 milisegundos, se deben utilizar indicadores de progreso, como spinners o barras de progreso, para comunicar al usuario que su acción ha sido recibida y el sistema está trabajando en ella.

2. Optimización de Rendimiento (WPO)

Carga de Páginas: Los tiempos de carga deben ser optimizados mediante técnicas como la minificación de código, la compresión de imágenes y el uso de CDN para mantener los tiempos de carga dentro del umbral de Doherty tanto como sea posible. Esto es una utopia en muchos casos pero ayuda tener una meta que alcanzar.

JavaScript Asíncrono y Lazy Loading: Cargar scripts de forma asíncrona y utilizar la carga diferida de imágenes y contenido pueden ayudar a que los elementos críticos de la página se carguen rápidamente, manteniendo las interacciones dentro del umbral deseado.

3. Animaciones y Transiciones

Suavidad y Rapidez: Las animaciones deben ser diseñadas para ser suaves y rápidas, concluyendo idealmente en menos de 400 milisegundos para mantener al usuario en el flujo de la interacción. Las transiciones en widgets en apps a menudo rondan los 200 ms para mantener una sensación de fluidez sin provocar saltos visuales demasiado bruscos.

Transiciones de Página: Las transiciones entre páginas o estados de la aplicación deben ser rápidas y eficientes, o deben proporcionar una retroalimentación adecuada si se espera que duren más de 400 milisegundos.

4. Test A/B y Métricas de Usuario

Mediciones de Interacción: Utilizar herramientas de análisis para medir cómo los tiempos de respuesta afectan el comportamiento del usuario, y ajustar el diseño en consecuencia.

Experimentación Continua: Realizar pruebas A/B para encontrar el equilibrio óptimo entre la funcionalidad completa y los tiempos de respuesta rápidos, asegurando que las mejoras no perjudiquen la percepción de rendimiento.

5. Carga Progresiva y Respuesta Predictiva

Anticipación de Acciones del Usuario: Pre-cargar ciertos elementos basados en el comportamiento del usuario puede hacer que la experiencia parezca más rápida y fluida.

Carga Progresiva: Mostrar contenido y funcionalidades en etapas puede ayudar a mantener al usuario comprometido mientras se cargan el resto de los elementos.

6. Accesibilidad y Usabilidad

Feedback Accesible: Asegurarse de que el feedback visual también esté acompañado de feedback accesible, como descripciones ARIA para usuarios que utilizan lectores de pantalla.

Flexibilidad para Diversos Usuarios: Considerar que no todos los usuarios interpretan la velocidad de respuesta de la misma manera; algunos pueden necesitar más tiempo debido a limitaciones de hardware, conexiones a internet lentas o necesidades de accesibilidad.

Excepciones al Umbral de Doherty

Aunque se considera una regla general para mantener la fluidez y la eficiencia en la interacción con sistemas digitales, hay contextos en los que es aceptable y a veces recomendable superar este umbral de 400 milisegundos. Aquí están algunas de las excepciones más comunes:

1. Tareas Complejas de Procesamiento

Cuando el sistema realiza operaciones que requieren un procesamiento intensivo, como cálculos complejos o la manipulación de grandes conjuntos de datos, puede ser imposible mantenerse dentro del umbral. En estos casos, es importante proporcionar una retroalimentación adecuada, como una barra de progreso o un mensaje que indique al usuario que la tarea está en proceso.

2. Carga de Contenido de Alta Calidad

Para los medios ricos en datos, como el streaming de video o las imágenes de alta resolución, los usuarios suelen estar dispuestos a esperar más tiempo. Aquí, la clave es establecer expectativas apropiadas y quizás ofrecer contenido preliminar o de baja resolución mientras se carga el contenido de alta fidelidad. Ese contenido preliminar suele ser pantallas esqueleto o skeleton screens.

3. Seguridad y Verificación

Las operaciones que involucran seguridad y autenticación, como transacciones bancarias en línea o procesos de inicio de sesión, a menudo requieren tiempo adicional para verificar la identidad del usuario y procesar de manera segura la información. Los usuarios generalmente entienden y esperan que estas tareas tomen más tiempo debido a su naturaleza sensible.

4. Experiencias Narrativas y Emocionales

Algunas experiencias web están diseñadas para ser absorbentes y emotivas, como las narrativas digitales o las exposiciones de arte virtual. Estas pueden requerir transiciones y animaciones más lentas para construir atmósfera y emoción, lo que lleva deliberadamente más tiempo que el umbral de Doherty.

5. Cuestiones de Accesibilidad

Como he comentado en la sección anterior, en el diseño para la accesibilidad, a veces es necesario permitir tiempos de respuesta más largos para acomodar a usuarios con diversas capacidades, especialmente aquellos que utilizan tecnologías de asistencia que pueden introducir un retardo adicional en la interacción.

6. Intención de Diseño y Gamificación

En el diseño de juegos o elementos gamificados, a menudo se incorporan retrasos intencionales para mejorar la jugabilidad, como tiempos de «enfriamiento» de habilidades, o para aumentar la anticipación y el compromiso del usuario.

Conclusión

Aplicar el Umbral de Doherty en el diseño web es fundamental para crear experiencias de usuario que sean rápidas, eficientes y placenteras. Mantener las interacciones dentro de este umbral puede aumentar la satisfacción del usuario, mejorar las tasas de conversión y fidelizar a los usuarios a largo plazo.

Al mismo tiempo, es esencial trasladar al usuario que el tiempo de espera está justificado cuando no podemos cruzar el umbral. La excepción al Umbral de Doherty debe ser una decisión de diseño consciente que mejore la UX en un contexto específico, no un producto de limitaciones técnicas o de diseño descuidado.

A medida que las tecnologías y las expectativas de los usuarios evolucionan, es crucial que los diseñadores y desarrolladores web continúen centrando sus esfuerzos en optimizar los tiempos de respuesta y medir su impacto en la experiencia general del usuario.

Para terminar te dejo con este vídeo repleto de ejemplos prácticos y soluciones técnicas a la aplicación del Umbral de Doherty en el diseño de UX en sitios web.

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Pablo Moratinos
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@pablomoratinos.es.
  • Información adicional: Más información en mi política de privacidad.